Como se ve en
Según lo visto en:

Abogado de Asalto

La agresión es un delito mucho más complicado de lo que mucha gente cree, ya que lo que realmente cuenta como “agresión criminal” puede cambiar drásticamente dependiendo del estado en el que se encuentre cuando se le acusa de este delito. En algunos estados, tienes que causar que otra persona sufra una lesión física para poder ser acusado de agresión, mientras que en otros estados puedes ser condenado por agresión sólo por supuestamente amenazar a alguien sin siquiera tocarlo.

Además de eso, la agresión puede tratarse como un delito menor relativamente menor o como un delito grave de alto nivel dependiendo de a quién supuestamente atacó, qué tipo de daño sufrió y, a veces, qué supuestamente hizo para dañarlo. En pocas palabras, ésta no es una acusación contra la que quieras luchar sin una abogado defensor experimentado a su lado y, afortunadamente, tiene la ayuda disponible de un abogado experto en agresión con años de experiencia ayudando a personas como usted en situaciones muy parecidas a la suya.

¿Cuál es la diferencia entre "asalto" y "agresión"?

Mucha gente supone que “asalto” y “agresión” son esencialmente lo mismo en un sentido legal, y es comprensible pensar que, dado que ambos términos a menudo se usan indistintamente (o simplemente combinados como parte de una sola frase) en medios populares. Sin embargo, en realidad, “asalto” y “agresión” son dos delitos penales completamente diferentes, y cualquiera que viva en un estado que formalmente diferencia entre los dos en su código legal debe saber cuáles son las diferencias y cómo esos elementos únicos podrían afectar una posible causa penal.

Si bien los detalles cambian de un estado a otro, "asalto" generalmente se refiere a alguien que dice y/o hace algo agresivo que pone a otra persona en un temor razonable de estar a punto de sufrir una lesión física, y "agresión" se refiere al acto de hacer contacto físico agresivo con otra persona y generalmente, pero no siempre, provoca que sufra una lesión física como resultado directo. Esta es la razón por la que “asalto y agresión” es una frase de uso común, ya que se refiere a alguien que amenaza la seguridad de otra persona y luego la golpea con ira: dos delitos separados cometidos juntos como parte del mismo acto, como dice un abogado de agresión. de nuestra firma podría explicar más.

Cómo suelen abordar los tribunales estatales los cargos de agresión

En los estados que consideran que “asalto” y “agresión” son delitos penales distintos, la gravedad de un cargo de agresión generalmente se basa exactamente en qué tipo de daño el acusado supuestamente amenazó con causar a otra persona o, en algunos casos, las circunstancias bajo las cuales ellos hicieron la amenaza. Por ejemplo, agredir a un oficial de policía o a un trabajador de la salud casi siempre se castiga con más dureza que agredir a un ciudadano común, incluso si nadie resultó herido en el incidente.

En los estados donde "asalto" se refiere específicamente a causar que otra persona sufra una lesión, la gravedad del cargo generalmente gira en torno a qué tan gravemente el acusado hirió a la persona a la que agredió. Sin embargo, como sabe cualquier abogado defensor con experiencia en agresiones, hay otras “condiciones agravantes” que pueden llevar a que las acusaciones de agresión sean tratadas con mayor dureza en los tribunales, especialmente la presencia (y mucho menos blandir o disparar) de un arma de fuego durante el presunto incidente.

Hay ayuda disponible de un abogado de agresión calificado

Independientemente de las circunstancias que llevaron a que lo acusaran de agresión criminal, debe pensarlo dos veces antes de intentar impugnar ese cargo usted solo, o incluso con solo un defensor público de su lado. No contratar un asesor legal no sólo podría llevarle a obtener un resultado desfavorable en el tribunal, sino también a que se violen sus derechos en el período previo a ese veredicto desfavorable.

Trabajar en estrecha colaboración con un abogado privado de agresión puede marcar una gran diferencia en su capacidad para luchar contra sus cargos de manera efectiva y proteger sus mejores intereses. Llama hoy para obtener más información.

Consulta de casos gratis

Al enviar su número de teléfono móvil, acepta recibir mensajes de texto relacionados con sus suscripciones u otra información relacionada con la industria. Puedes optar por salir en cualquier momento. Se pueden aplicar tarifas de mensajes y datos. Vista Términos móviles. Ver Política de Privacidad.

Solicite una consulta
Póngase en contacto con nosotros hoy para una evaluación gratuita de su caso

Al enviar su número de teléfono móvil, acepta recibir mensajes de texto relacionados con sus suscripciones u otra información relacionada con la industria. Puedes optar por salir en cualquier momento. Se pueden aplicar tarifas de mensajes y datos. Vista Términos móviles. Ver Política de Privacidad.

Qué dicen nuestros clientes sobre nosotros