Como se ve en
Según lo visto en:

Abogado de drogas

Si bien Estados Unidos en su conjunto está a varias décadas de la “locura del reefer” y de conocimientos igualmente obsoletos sobre los efectos químicos y sociales de las sustancias controladas, los delitos relacionados con las drogas todavía son perseguidos con dureza tanto a nivel federal como estatal. Lo que complica aún más las cosas es el hecho de que las leyes específicas sobre drogas aplicables a los ciudadanos estadounidenses pueden cambiar drásticamente de un estado a otro.

Comprender la naturaleza y las posibles implicaciones de sus cargos por drogas específicas no es nada fácil de lograr por su cuenta, especialmente sin la orientación de un especialista especializado. abogado defensor privado que trabajará para conseguirle la mejor resolución posible de su caso en lugar de la más rápida. Con un abogado experimentado en drogas de su lado, podrá hacer cumplir sus derechos de manera más proactiva, explorar alternativas al enjuiciamiento tradicional cuando estén disponibles y minimizar las sanciones penales que podría enfrentar en caso de una condena.

El estado de las leyes sobre la marihuana en todo el país

A partir de 2023, 23 estados de EE. UU. y el Distrito de Columbia han legalizado completamente la posesión de productos de marihuana para uso recreativo y medicinal, así como la venta y distribución de dichos productos por parte de dispensadores autorizados. Uno de estos estados es Virginia, donde cualquier adulto mayor de 21 años puede poseer legalmente menos de una onza de cannabis. Por el contrario, tres estados (Kansas, Carolina del Sur e Idaho) no han legalizado ni despenalizado la posesión o distribución de productos de marihuana para ningún propósito.

Los 27 estados restantes tienen una variedad un tanto confusa de enfoques sobre el asunto, como podría explicar con más detalle un abogado defensor de drogas con experiencia. Algunos estados como Ohio y Luisiana han legalizado el uso medicinal y despenalizado el uso recreativo de la marihuana sin legalizarla completamente, mientras que otros como Pensilvania y Florida han legalizado el uso medicinal pero aún persiguen penalmente la posesión para uso recreativo. Otros estados, incluidos Georgia, Texas y Wisconsin, han legalizado específicamente el uso de aceite de CDB con fines medicinales, pero por lo demás tratan la marihuana y sus productos derivados como ilegales.

Quizás lo más importante que hay que entender, sin embargo, es que la marihuana todavía se considera una sustancia controlada ilegal a nivel federal, lo que significa que cualquiera que transporte marihuana a través de fronteras estatales (incluso entre dos estados que la han legalizado completamente) puede enfrentar sanciones penales. proceso por violar la ley federal. Asimismo, el uso y transporte de marihuana están prohibidos en terrenos administrados por el gobierno federal, así como en lugares como aeropuertos.

Posesión de drogas versus distribución y fabricación de drogas

Si bien hay algunas excepciones, la mayoría de los estados de EE. UU. adoptan un enfoque más comprensivo con las personas acusadas de posesión de drogas (especialmente aquellos que ya padecen una dependencia grave de drogas) en comparación con aquellos acusados ​​de distribución o producción de drogas. En muchos casos, es posible, con la ayuda de un abogado calificado en drogas, negociar alternativas al proceso penal para los infractores por posesión de drogas por primera vez, como la finalización de un programa de tratamiento/rehabilitación de drogas.

Sin embargo, con relativamente pocas excepciones, la distribución de drogas, así como la posesión de una cantidad suficientemente grande de una sustancia controlada como para que las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley asuman la “intención de distribuir”, generalmente se trata como un delito grave castigado con años de prisión. . En la misma línea, la fabricación de sustancias controladas puede ser perseguida con dureza, al igual que la venta y distribución de ciertos tipos de parafernalia y materiales componentes de drogas.

Busque ayuda de un abogado experimentado en drogas hoy

Si hay algo que la información anterior debería impresionarle es que las leyes sobre drogas en los Estados Unidos son excepcionalmente complicadas de una manera que hace que luchar contra los cargos penales relacionados con las drogas sea extremadamente difícil. Incluso algo tan pequeño como una infracción por posesión de una droga despenalizada como la marihuana puede tener implicaciones duraderas, y delitos más graves pueden llevarle a prisión durante años y enfrentar miles de dólares en multas, sin mencionar posiblemente un registro permanente como un delincuente convicto.

En pocas palabras, este no es el tipo de cargo contra el que desea luchar solo y, afortunadamente, no es necesario. Llama hoy para saber cómo un abogado especializado en defensa de drogas podría ayudarle.

Consulta de casos gratis

Al enviar su número de teléfono móvil, acepta recibir mensajes de texto relacionados con sus suscripciones u otra información relacionada con la industria. Puedes optar por salir en cualquier momento. Se pueden aplicar tarifas de mensajes y datos. Vista Términos móviles. Ver Política de Privacidad.

Solicite una consulta
Póngase en contacto con nosotros hoy para una evaluación gratuita de su caso

Al enviar su número de teléfono móvil, acepta recibir mensajes de texto relacionados con sus suscripciones u otra información relacionada con la industria. Puedes optar por salir en cualquier momento. Se pueden aplicar tarifas de mensajes y datos. Vista Términos móviles. Ver Política de Privacidad.

Qué dicen nuestros clientes sobre nosotros